El nuevo Google Translate para móviles se ha convertido, desde estos primeros días de 2015, en la aplicación del año. Mucho tienen que cambiar las cosas para que en los próximos once meses aparezca algo más práctico para quienes se resisten a aprender idiomas o para los que siguen sin superar su timidez y miedo al error cuando viajan al extranjero.

No hace mucho comentábamos, sobre la introducción de Skype Translator, que el mundo de los traductores de bolsillo parecía atrapado en un callejón sin salida, condenado al atascamiento tecnológico que había ahogado a otros prometedores ingenios tiempo atrás. Nunca fue, no obstante, tan dulce tener que rectificar como hoy.

Traducción en tiempo real de conversaciones

Un verdadero intérprete de bolsillo. En eso se ha convertido el nuevo Google Translate que, con una precisión inusitada, es capaz de reconocer la voz e, incluso, el idioma en el que le hablamos para ofrecer una traducción exacta en voz y texto. La locución que pronuncia las frases en los diferentes idiomas varía dependiendo de la lengua en la que trabajemos, por lo que dependiendo de lo usual que este sea, su naturalidad será mayor.

La pantalla de traducción que se activará tras pulsar el botón con forma de micrófono que da acceso a esta novedad está dividida en dos partes. Así, en una de las mitades verás el texto que tú o tu interlocutor haya pronunciado (y podrás hacer modificaciones sobre él en caso de improbable error) y, en la contraria, su transcripción en la lengua seleccionada. Al mismo tiempo, un narrador pronunciará la frase por si quieres animarte a imitarle.

Traduce carteles en tiempo real

En mayo de 2014 Google adquirió la prometedora aplicación Word Lens, una herramienta que permitía traducir carteles de gran tamaño con sólo una fotografía. Tras esta compra sólo era cuestión de tiempo que la marca del todopoderoso buscador evolucionara una tecnología con mucho futuro para incorporarla, como así ha sido, a su traductor de cabecera.

Así, otra de las novedades de la última versión de Google Translate es su traductor de fotografías. Para utilizarlo, pulsa el botón con forma de cámara y encuadra sobre el texto escrito que quieras ver en tu idioma. Toma tu instantánea, del mismo modo que lo harías habitualmente, y subraya con el dedo las líneas que quieras ver traducidas. Al momento, sobre la imagen que has capturado, verás aparecer una transcripción del texto en la imagen y su correspondencia en tu lengua.

Escribe con el dedo

Para redondear la propuesta del nuevo Google Translate no podía faltar la tan común (y, seamos sinceros, innecesaria) escritura a mano. El reconocimiento de caracteres trazados sobre la pantalla con tu dedo es algo más antiguo que el hilo negro aunque hay que reconocer que es mucho más cómodo y preciso en esta aplicación. Se trata de la tercera gran herramienta incorporada en el software que hoy marca la el ritmo de nuestro blog y que puede serte de utilidad si necesitas copiar alguna palabra rápidamente en el traductor.

Parecía que los traductores web no iban a salir nunca del hoyo. De hecho, muchos nos atrevimos a elogiar propuestas como la de Skype Translator criticando la nula adaptación del resto de servicios a los nuevos tiempos. Ya no es suficiente con saber cómo se dice más o menos una palabra o con construir frases sencillas. En un mundo globalizado en el que los desplazamientos entre países son cada vez más habituales, la comunicación fluida entre individuos debe estar por encima de las limitaciones idiomáticas.

En ello está Google, un gigante que ha vuelto a justificar su imperial dominio en el mercado del desarrollo de software inteligente. Una tecnología útil, alejada de las desinfladas Google Glasses…

16
ene
2015

Programas Recomendados

icono programa Google TranslateDescargar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>