A comienzos de este año, Google anunció que se encontraba en un proceso de reestructuración de las políticas de privacidad de los servicios ofrecidos por la compañía. El propósito de la misma era doble. Por una parte, la idea era reducir la cantidad de documentación legal que el usuario debería “leer” para utilizar los productos

Asimismo, se buscaba una manera más efectiva para combinar la información que la compañía recopila cuando navegas para “ofrecerte una experiencia Google más simple y más intuitiva” (de acuerdo a sus propias palabras).

Pues bien, los cambios llegaron en la fecha prevista (el 1 de Marzo) por lo que todos los usuarios de Google ya consintieron a ellos. Pero ¿qué es lo que implican realmente? ¿Cuál es el impacto que tienen sobre nuestra navegación? ¿Había algo de razón en la paranoia que se originó luego del anuncio de esta nueva política de privacidad de Google?

¿Qué ha cambiado con la nueva política de Google?

Como mencioné anteriormente, uno de los objetivos de estas modificaciones era reducir el número de contratos a los que los usuarios debían suscribir para utilizar los servicios de Google. De esta manera, la empresa ha reducido los más de 60 documentos distribuidos ente las diferentes herramientas de la compañía para condensarlos en una sola política de privacidad.

Además, Google ha dejado en claro que la nueva política está redactada en términos sencillos, para que todos los usuarios sean capaces de entender a qué están acordando. De todos modos, cabe aclarar que tal documento no cubre la totalidad de los servicios de la empresa, dado que algunos de ellos (Google Chrome o Books, por ejemplo) todavía cuentan con sus especificidades.

Pero lo que realmente es importante en esta nueva versión de la política de privacidad es la manera en la que la compañía ha de recolectar la información personal de los usuarios de sus servicios. Antes que nada, no se engañen: Google ya recolectaba tales datos antes de la introducción de estas modificaciones pero a partir de ellas, la compañía tendrá mayores facultades para su recolección.

¿Qué información recopila Google?

Entre los datos que se recolectarán de ahora en más se incluyen nombre, apellidos, imágenes, correo electrónico, teléfonos, mensajes publicados en Google, direcciones IP e historial de búsquedas.

La compañía también tendrá acceso a información específica de los usuarios que emplean sus servicios móviles, por lo que también se recogerán el modelo de teléfono, la versión del sistema operativo, la compañía operadora y las redes utilizadas. Pero lo que más preocupa a este tipo de usuarios es que Google podrá recolectar datos relativos a llamadas y SMS a través de la aplicación de Gmail para Android.

Todo lo anterior apunta a cumplir eso de “una experiencia Google más simple y más intuitiva” mediante la centralización de datos en una sola base, la cual servirá para combinar un volumen mayor de información entre servicios que antes aparecían como inconexos. Es en esta nueva capacidad donde se centran la mayoría de las preocupaciones, dado que el acceso a los datos personales es un permiso que Google posee desde hace tiempo.

¿Para qué recolectan mis datos?

A esta altura seguramente has escuchado hablar del programa de publicidad de Google, la cual es su mayor fuente de ingresos. La misma se basa en la recolección de datos de los usuarios (tales como sus hábitos de navegación y sus preferencias) para ofrecer avisos que les resulten más atractivos o relevantes.

Por lo tanto, una recolección de información más efectiva podría significar un mejor posicionamiento de avisos publicitarios lo que, a su vez, representaría una mayor conversión de los usuarios y, finalmente, un mayor rédito de todo el sistema publicitario de Google.

Además, la compañía insiste en que esta nueva forma de encarar la recopilación de información servirá para que las búsquedas sean más personalizadas y precisas, ofreciendo así contenidos más apropiados y acordes a las preferencias de cada uno de los usuarios.

De este modo, las personas que busquen “guitarras” mientras están registrados en su cuenta Google se encontrarán con recomendaciones sobre tal instrumento cuando vayan a YouTube, por ejemplo.

Finalmente, Google ha asegurado que los datos personales recolectados no serán vendidos ni transferidos a otras compañías. Sin embargo, tal afirmación es opuesta al propio mecanismo por el que su sistema publicitario funciona, por lo que los usuarios y sus datos seguirán siendo utilizados para tal fin.

¿Hay alguna manera de evitar tal recopilación?

Sí y no. Es posible evitar que Google recolecte los datos referidos a nuestra navegación y preferencias pero ello implica que no accedas a tu cuenta (ni a ninguna perteneciente a los servicios de la compañía) a la hora de surfear por la Web. De este modo, la empresa no podrá saber que eres tú quien está del otro lado de la pantalla, aunque podrá seguir tus acciones y podrá relacionarlas con tu IP.

Si no quieres que recolecten ninguno de tus datos, entonces tu única salida es el abandono de los servicios de Google. En otras palabras, el usuario no tiene forma de rechazar la nueva política si es que quiere seguir utilizando las herramientas de la compañía. ¿Te parece injusto? Entonces date de baja en todos sus servicios y abraza a las alternativas disponibles, que las hay y muchas.

En el video de abajo podrás encontrar una explicación sucinta (y embellecida) de los cambios que ya rigen. ¿Tú qué crees? ¿Impactarán positivamente en nuestros hábitos de navegación como pretende Google o esto es solo otro paso más hacia la temida sociedad orwelliana?

13
mar
2012

Programas Recomendados

Un pensamiento en “Cambios en la política de privacidad de Google: qué significan para ti

  1. Pingback: Blog Mp3 » Google Play: todo tu entretenimiento en un solo lugar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>