Si eres usuario habitual de Windows es posible que más de una vez te hayas encontrado frente a frente con algunos problemas clásicos que han traído de cabeza a propios y extraños desde los orígenes de este sistema operativo. Algunos de ellos (la mayoría, en realidad) tienen soluciones bastante evidentes, aunque como no suele ocurrir que tengas que recurrir a ellas muy a menudo, puede que te resulte algo complicado hallar la opción concreta que resolverá el trauma en cuestión.

Por ello hemos querido reunir en un post las soluciones a los problemas clásicos de Windows. Un artículo que te recomendamos guardar entre tus “Favoritos” porque es posible que tengas que recurrir a él más de una vez…

Errores de Windows

Cómo cambiar el idioma del teclado

Una de las dudas más comunes suele venir cuando, de repente, tu teclado deja de responder como debería. Las teclas que pulsas no se corresponden con las letras y signos que aparecen en pantalla y cunde el pánico ante lo que parece un error irresoluble de tu ordenador. Nada más lejos de la realidad. Lo que ocurre en estos casos es que el idioma en que está configurado el teclado se ha cambiado de manera accidental y estás utilizando una distribución que no se corresponde al estándar de tu país. Cambiarlo es tan sencillo como acudir al Panel de Control y acceder a “Cambiar teclados u otros métodos de entrada“.

De esta forma accederás a la ventana de configuración regional y de idioma, donde deberás hacer clic en “Cambiar teclados”.

Cambiar idioma de teclado

Una vez aquí, lo único que tendrás que hacer será desplegar el menú en el que podrás seleccionar el tipo de teclado que quieres utilizar de entre todos los tengas instalados. Haz clic en “Aceptar” y ya está.

Cambiar idioma de teclado

La maldita tecla “Insert”

Quien colocó la tecla “Insert” tan próxima a “Suprimir”, “Borrar”, “Inicio” y “Fin” no debía estar muy preocupado por su reputación social. La función de este botón no es otra que la de cambiar el método de entrada de texto a través del teclado. Pulsándola es posible pasar del “modo insertar“, que introduce texto a partir del punto donde esté situado el cursor, al “modo sobrescribir“, en el que cada palabra que escribas ocupará el lugar de la que la seguía en el texto, situación que, para tu desconcierto, te habrás encontrado en más de una ocasión.

Para solucionar este problema sólo tienes que pulsar de nuevo la mencionada tecla. Además, por si no lo sabías, si lo haces al tiempo que pulsas la tecla “Mayúsc.”, la combinación activará la función de “Pegar“.

Tecla Insert

Inicio lento de Windows

Habrás comprobado que a medida que pasa el tiempo y vas haciendo uso de tu equipo, este cada vez tarda más en iniciarse. Esto tiene su explicación en la gran cantidad de programas que se incluyen en el arranque de Windows para abrirse de forma automática cuando enciendes el PC. De no controlar este apartado es probable que la ralentización sea cada vez mayor, por lo que te recomendamos seguir los pasos que vamos a darte a continuación.

En cualquier momento, cuando estés trabajando con tu ordenador, pulsa al mismo tiempo las teclas “Windows” y “R“, para acceder a la ventana “Ejecutar“. En ella escribe el comando “msconfig“.

MS Config

Al pulsar “Intro” accederás al apartado de configuración del sistema donde podrás elegir qué programas prefieres que se inicien al mismo tiempo que Windows. En este punto te recomendamos dejar sólo los servicios indispensables (antivirus, procesos de Windows, tarjeta gráfica y poco más). De esta forma podrás librarte, de paso, de molestas ventanas emergentes y aprovechar al máximo la capacidad de tu equipo desde el arranque.

Inicio de Windows

Abrir una pestaña del navegador que cerraste sin querer

A todos nos ha pasado. Sin saber cómo, o mientras clicas a toda velocidad por la pantalla creyendo que tienes todo bajo control, cierras sin querer la pestaña de tu navegador en la que estabas trabajando o consultando algún contenido importante. Si este es tu caso, no te preocupes.

Todo en el mundo de la informática tiene solución y para estos casos extremos existe un atajo de teclado que te vendrá bien conocer y que no es otro que pulsar al mismo tiempo “Control“, “Mayúsc.” y “T“. Esto recuperará la última pestaña que hayas cerrado y puedes usarlo tantas veces como necesites hasta llegar a la ventana que te interese.

Navegadores

El clásico “Analizar y reparar la unidad USB”

Esta ventana emergente, que probablemente te resulte familiar, suele aparecer cuando introduces un dispositivo de almacenamiento USB que previamente ha sido extraído de forma repentina sin el correspondiente protocolo de expulsión. Sin embargo en muchos casos, cuando conectes un disco duro externo o un teléfono móvil, puede que te encuentres ante el mismo mensaje que llegará a ser bastante molesto si se convierte en una notificación frecuente en tu equipo.

Reparar USB

Por suerte, desactivar este mensaje es bastante sencillo, aunque no del todo recomendable pues, en más de una ocasión, puede ayudarte a prevenir y solucionar errores catastróficos. Accede, como vimos antes, a la ventana “Ejecutar” a través del comando de teclas “Windows” + “R” y escribe en él “services.msc“. Con esto accederás al apartado “Servicios“, donde deberás localizar “Detección de hardware shell“.

Haz doble clic y se abrirá una nueva ventana como la que ves bajo estas líneas. En ella, lo único que tendrás que hacer es modificar el “Tipo de inicio” a “Deshabilitado“. Ni más ni menos.

14
feb
2015

Programas Recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>