No descubro nada al decir que Photoshop es una herramienta excepcional. Independientemente de los dilemas éticos acerca del uso del programa de Adobe (que los hay, y muchos, y deben ser discutidos en profundidad), esta aplicación ha ampliado los horizontes del diseño de una forma impensada. Así, prácticamente todo lo que imaginemos a nivel imagen puede ser plasmado a través de este software.

Hoy voy a probarles semejante afirmación mediante uno de los trucos más sencillos y útiles que este editor de fotografías es capaz de lograr. Estoy hablando de la posibilidad de modificar el color de cualquier objeto en una imagen, una tarea realmente interesante que les permitirá reimaginar sus fotos. Como verán, el procedimiento para lograr excelentes resultados no es complicado, solo bastará seguir unos pocos pasos. Ahora sí, veamos cómo cambiar los colores en Photoshop.

1 – Pasar el objeto a blanco y negro

Lo primero a hacer es tomar la fotografía en color que queramos (en mi caso, es un apetitoso tomate marglobe) para transformarla en una imagen en blanco y negro. Para ello, tendremos que crear una capa de blanco y negro a través del menú Capa -> Nueva capa de ajuste -> Blanco y negro…

Al crear esto, veremos como nuestra fotografía se convertirá en blanco y negro, aunque conservaremos la información del archivo RGB, es decir, los datos de color de la imagen original.

A continuación deberemos ajustar la luminosidad de cada color para deshacernos de la mayoría de los tonos de gris pero buscando el balance justo para mantener ciertas texturas. Por supuesto, el color a ajustar variará en función de la imagen trabajada. En el caso de nuestro ejemplo, tendremos que modificar la luminosidad del rojo, una tarea que se realiza al seleccionar la capa de ajuste mediante la modificación del color correspondiente en el panel lateral de Ajustes.

2 – Crear una máscara de capa

Se habrán dado cuenta que nuestro objeto tiene otras partes de otro color que no queremos modificar. La idea es convertir nuestro tomate en un fruto violeta, por lo que el cabo y la hoja deberían permanecer del mismo color. Así, necesitaremos realizar ciertos pasos para asegurarnos que el cambio de color solo afecte a la piel del tomate.

Para ello recurriremos a la máscara de capa, un elemento que Photoshop habrá creado automáticamente al momento de generar la capa de blanco y negro (en caso que esto no sea así solo deberemos presionar el tercer botón de la parte inferior de la ventana de capas llamada “Añadir máscara vectorial”).

Ahora tendremos que presionar con el mouse sobre dicha máscara y presionar Control + I para invertir su color (este paso es solo necesario si la máscara es de color blanco. En caso de ser de color negro, la inversión se debe omitir). Técnicamente, la imagen debería recobrar su color original, ya que al convertir la capa al negro, la misma no afecta a la imagen.

Bien, una vez hecho esto, deberemos asegurarnos que la máscara sigue seleccionada. Luego de ello, utilizaremos el pincel con el color blanco para pintar todas las partes que queremos cambiar de color. Es decir, aquí viene el trabajo fino, ya que deberemos dejar afuera todas las áreas que queremos mantener con su tonalidad original, lo que recurrirá paciencia y un poco de fineza para las partes más críticas.

Al finalizar, deberíamos ver que las partes pintadas conservan las texturas en gris mientras que la miniatura de la máscara de la ventana de capas muestra la forma que hayas pintado de blanco sobre el recuadro negro. En caso que notemos que hemos pintado algo que no corresponde, deberemos seleccionar el negro y pintar sobre el área que no queremos que se modifique.

3 – Crear una capa de color uniforme

Luego de tener la forma del objeto al que le cambiaremos el color, será momento de empezar a trabajar sobre su tonalidad. Para ello, necesitaremos crear una nueva capa de color uniforme a través del menú Capa -> Nueva capa de relleno -> Color uniforme. En dicho momento seleccionaremos cualquier color, dado que más adelante podremos definir la tonalidad que queramos para el producto final.

Veremos que la imagen se cubre de una capa de color sólido que no deja ver lo que hay detrás. Para cambiar eso, deberemos dirigirnos al cuadro desplegable de la ventana Capa (ubicado en la parte superior de la misma) y elegiremos el modo Color. Al hacerlo, veremos que aparece la imagen pero la tonalidad se aplica a toda la imagen. Para que el color se aplique únicamente a la parte que deseamos deberemos crear una nueva máscara de capa.

4 – Copiar la máscara de capa

Antes que crear una nueva máscara nueva nos resultará más cómodo copiar la máscara de capa de blanco y negro que creamos al comienzo para luego posicionarla sobre la capa de color uniforme. Para ello, nos bastará mantener presionada la tecla Alt para arrastrar y soltar dicha máscara sobre la capa de color uniforme. Al hacerlo, se te pedirá que confirmes el reemplazo de la máscara, haz clic en Si y verás como las partes a las que no querías cambiarle el color vuelven a su tonalidad original (en este caso, la hoja del tomate)

Dado que la máscara de capa de blanco y negro ya tiene delimitada el área a la cual le queremos modificar el color, al arrastrarla sobre la capa de color uniforme veremos como dicha tonalidad solo se aplica a la parte que queremos modificar.

5 – Ajustar  los colores a gusto

Como se puede apreciar, el color logrado es muy luminoso, por lo que habrá que ajustar los controles de luminosidad de la capa de blanco y negro. Si encontrar el balance correcto nos resulta algo complicado, Photoshop cuenta con la opción de realizar el ajuste automático, algo que nos ahorra bastante trabajo.

 

En caso que te arrepientas del color elegido y quieras utilizar otro, solo necesitarás hacer doble clic sobre la máscara de relleno y elegir aquel que más te guste. Puedes hacer esto tantas veces como quieras, ya que todo el trabajo duro ha quedado detrás.

Así, habremos modificado rápidamente y con resultados realmente asombrosos que parecen mucho más realistas que las demás alternativas que se pueden encontrar ahí afuera. Los invitamos a probar este sencillo método con fotos sencillas al comienzo para luego aventurarse con imágenes más complejas.

02
abr
2013

Programas Recomendados

icono programa Adobe Photoshop CS6Descargar

7 pensamientos en “Cómo cambiar colores de objetos en Photoshop

  1. flor

    hola! muy buen tuto, pero no puedo reemplazar la mascara decapa, solo lo copia y queda invertida la foto. como lo soluciono? gracias !

    Responder
  2. dannu

    tu explicación me parecie bastante sencilla, ahora solo habrá que realizar ejercicios para dominar esta sencilla aplicación gracias.

    Responder
  3. Cow

    En realidad me funcionó mucho, tenía unos problemas con capas en Blanco y Negro, porque ya tenía mis capas creadas a color y no veía forma de cambiarlo, gracias!

    PD: Deberías agregar a tu post que el orden de las capas (Arriba o abajo) SI AFECTA!
    Por ejemplo: SI quieres sólo la Capa 1 y 2 en Blanco y Negro, pero las 4 y 5 a color, la capa en blanco y negro (Capa 3) debe estar arriba de la 1 y 2, pero abajo de 4 y 5.
    Saludos!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>