Home » Artículos » Juegos » Drop, la nueva locura del creador de Minecraft
29
abril 2013

Drop, la nueva locura del creador de Minecraft

Mientras la comunidad gamer se deshace por ver más avances (y jugar, claro) a 0x10c, Markus “Notch” Persson se despachó con una pequeña locura para que nos entretengamos en la espera. El creador de Minecraft ha develado un juego de navegador llamado Drop en donde lo único que cuenta es cuán rápido podemos teclear las palabras que se nos indican en pantalla.

El funcionamiento del juego es realmente sencillo. Básicamente, Drop nos mostrará palabras en pantalla, la cual deberemos ingresar con el teclado letra a letra. El objetivo del juego es ver cuántos caracteres somos capaces de digitar antes que seamos devorados por el vertiginoso movimiento del cubo sobre el que nos presentan las letras. En ese sentido, entonces, el juego está muy cercano a los antiguos títulos para PC con lo que los más viejitos aprendimos a teclear y aumentar nuestra velocidad.

image post

 Eso sí, más allá que la premisa sea algo anticuada, el juego es muy adictivo (además de resultar de utilidad). Parte de que ello sea así tiene que ver con la elección de palabras, dado que el juego recurre a un vocabulario bastante oscuro que hará que alimentemos nuestro conocimiento del inglés. Asimismo, la música electrónica combinada con el infinito zoom a esa especie de cubo en perspectiva (¿o son hexágonos?) resulta hipnótico.

No hay mucho más para decir, solo resta instarlos a que prueben este desafiante juego. Eso sí, tengan en cuenta que para obtener una puntuación de decente en Drop necesitarán de mucha concentración que ponga en acción sus dedos. Y una cosa más: asegúrense de tener algo de tiempo antes de abandonarse a este juego, porque realmente se pueden ir muchos minutos en ese túnel infinito.



Programas Recomendados

Escritor entre comillas, entusiasta de la tecnología en todas sus formas, y enfermo de los RTS. Una suerte de Magallanes de los géneros musicales, amo la música con una devoción cercana a la locura. Ávido lector de todo lo que caiga en mis manos, desde una novela hasta la parte trasera del shampoo. Mi vida discurre iluminada por una pantalla ...