¿Qué sería del  fútbol si no fuera por las rivalidades? ¿Qué pasaría con este hermoso deporte si no fuera por los cánticos mofándose del clásico contrario, las banderas de burla o la belleza de superar en la cancha al rival de toda la vida? ¡Las rivalidades son lo que le ponen el color y la pasión al fútbol! Es por ello que tales enfrentamientos se pueden ver en todo lo relacionado al deporte, desde la sección de comentarios de un artículo de la actualidad de un club hasta los videojuegos.

Y si hablamos de videojuegos de fútbol y de rivalidades clásicas, seguramente estaremos hablando de FIFA y de Pro Evolution Soccer, las dos franquicias insignia de este deporte. Difícilmente se pueda encontrar un enfrentamiento tan feroz y competitivo en otro género (ni siquiera en los FPS), algo que seguramente se explica por la futbolización de la discusión alrededor de ambos juegos.

Pero ello no quiere decir que esto sea algo malo (no lo es, al menos para quienes se permiten disfrutar de ambos títulos). Sucede que tener un “enemigo” digno obliga a ponerse a las alturas de las circunstancias, como un Moriarty obliga a un Sherlock Holmes a exigirse al máximo. Exactamente eso es lo que ha pasado en la historia paralela de desarrollo de FIFA y PES.

De hecho, y pese al paso de los años y las ediciones, la confrontación entre ambos no hay disminuido ni un ápice e incluso la misma se vive con la misma intensidad que en sus primeros años. Prueba suficiente de ello es todo lo que se genera alrededor del pronto lanzamiento de FIFA 13 y PES 2013, las más novedosas ediciones de ambas franquicias. Aprovechamos el momento, entonces, para compararlos, ahora que ya pudimos probar ambas demos.

Presentación y gráficos: la deuda eterna

No descubro nada si digo que la franquicia FIFA siempre se ha mostrado con un aspecto más pulido y elegante que PES. Pues bien, ello no ha dejado de ser así en estas ediciones, en donde ambos han trabajado estos aspectos, manteniendo así la distancia entre uno y otro.

Por el lado del título de EA, la importancia que la apariencia tiene para los desarrolladores resulta evidente desde el momento cero. Las presentaciones del juego y sus menús han sido trabajados hasta el último detalle con una estética muy similar a la que ya vimos en ediciones previas. En otras palabras, encontraremos sobriedad y buen gusto en cada una de las pantallas de configuración y ajuste.

image post

Tales características también se pueden apreciar en los gráficos del propio juego. Es que si la idea de FIFA 13 es acercarse lo más posible a la experiencia real, entonces un trabajo más fino en las animaciones y en los detalles de los jugadores era necesario. Y vaya que los desarrolladores se despacharon con varias modificaciones en este sentido, especialmente en el campo de las animaciones. Es que los movimientos de los jugadores se ven muy fluidos y creíbles, algo dado principalmente por la animación de la zona superior del cuerpo.

Por su parte, PES 2013 también hizo lo suyo para mejorar su aspecto. No obstante, ello no se nota en los menús y en las pantallas de presentación, las cuales parecen haber sido diseñadas con la funcionalidad en mente, en claro desmedro de su valor estético. De todos modos, los gráficos del juego sí han sido mejorados, especialmente en lo que se refiere a ciertos detalles en los jugadores y en los estadios.

Mención aparte merecen las animaciones que Konami ha promocionado como Player ID. Este sistema hace que los jugadores del juego posean los mismos movimientos y gestos técnicos que los reales. En otras palabras, sabrás que estás jugando con Cristiano Ronaldo o con Neymar con solo verles correr.

Jugabilidad: la libertad como horizonte

Aunque pueda parecer casualidad, que las dos franquicias tiendan hacia el realismo y hacia la introducción de todo tipo de factores influyentes en el juego no es una coincidencia. En todo caso, tal desarrollo y progresión no solo habla de una evolución natural (cada vez más cercana al deseo que los encuentros en los juegos sean idénticos a los reales) sino de un camino demarcado por uno de los títulos.

Los jugadores de estos juegos sabrán el trabajo que EA ha hecho a lo largo de los años para presentar el título de fútbol más realista que jamás se haya visto. Tal proceso se agudizó con el lanzamiento de FIFA 09, posiblemente la entrega que significó una verdadera bisagra en la saga. Pues bien, todo lo que vino después en la franquicia puede ser entendido como un perfeccionamiento de la fórmula planteada en tal edición.

image post

Lo dicho se traduce en la introducción de “detalles” entrega tras entrega, lo que hace que muchos jugadores tilden a FIFA de reiterativo o poco innovador. Pues, para ellos les digo: a EA le importa muy poco lo que piensan. Es que evidentemente los desarrolladores sienten que están en el camino correcto y que llegarán a esa “perfección” que buscan si corrigen los pequeños inconvenientes que se encuentren en el camino.

Entendiéndolo así, FIFA 13 es un paso adelante para la franquicia. Sucede que las inclusiones y novedades de este título llevan al deporte a un terreno desconocido en el mundo de los juegos. Ello es muy notorio en la mejorada inteligencia artificial (tanto a nivel grupal como individual) pero también en el control al primer toque y en las enormes posibilidades de regate (cortesía de la magia de Lionel Messi, el astro argentino que prestó su cuerpo como modelo).

En cuanto a PES 2013 hay que decir que la inspiración en lo hecho por su némesis aun dice presente. Sabido es que desde que FIFA comenzó a ganar popularidad con su estilo de juego “serio”, la gente de Konami buscó de incluir algunos de los elementos de la receta de EA para así recuperar parte del terreno perdido. En otras palabras, las sucesivas ediciones vieron como Pro Evolution se alejaba del vértigo arcade que era su marca registrada para acercarse a la simulación propuesta por FIFA.

Pues bien, ese acercamiento al realismo en desmedro de los componentes más arcade sigue presente en PES 2013 e incluso hace que podamos continuar tildando a este juego de “seguidor”, un mote que tanto mal le hace a un juego que supo ser el líder dentro del género. Cuidado, de todos modos, porque ello no quiere decir que el título sea malo, sino que es diferente a lo que supo ser cuando estaba en la cresta de la ola.

image post

Todo ello se traduce en la búsqueda de mayor libertad con el balón y a la hora de hacer movimientos habilidosos con nuestros jugadores. Ahora habrá que controlar la potencia de los pases, decidir cuándo hacer regates y hasta definir qué haremos con la pelota una vez que llegue a nuestros pies. Además, nada de ello será sencillo, cortesía de las mejoras en la inteligencia artificial (“proactiva”, según los desarrolladores) que, a diferencia de FIFA, será más notoria en bloques de jugadores que en individualidades.

Finalmente, es importante hablar de la “sensación de jugabilidad”, un término que acabo de inventar para hablar de la percepción que tendremos del juego a medida que se desarrollen los encuentros. Es que así como hablábamos más arriba de la “sensación arcade” también existe una “sensación realista”. Y, mientras ambos títulos buscan desesperadamente esta última, es FIFA 13 el que está más cerca de ella (tal vez porque históricamente se relacionó más con la misma), dejando a PES 2013 con ciertas rebabas de su pasado más arcade.

Lo dicho se traduce en el ritmo de juego, uno de los contrastes más notorios entre uno y otro título. Es que mientras FIFA 13 es todo táctica, pausa y pensamiento, PES 2013 se muestra más acelerado, dinámico e intuitivo (aunque nunca a los niveles que supo serlo). Las preferencias con respecto a esto serán, como siempre, lo que marquen las mayores diferencias en los usuarios.

Contenido: dime qué tienes y te diré si me interesas

Una de las cosas que más nos gustan a los amantes del fútbol es que los juegos de nuestro deporte preferido cuenten con contenidos reales. En otras palabras, no nos gusta jugar con equipos no licenciados “inspirados” en los reales (una suerte de Farsalona o Falso Madrid) ni tampoco con jugadores inventados.

Por supuesto, entendemos que conseguir las licencias para tal contenido es costoso y trabajoso, pero a esta altura del desarrollo solo uno de los juegos demostró real interés en conseguir tal licenciamiento. De este modo, FIFA 13 cuenta con todas las ligas incluidas en FIFA 12 , con el agregado de la liga profesional de Arabia Saudita. O sea, las ligas más importantes del mundo, con sus equipos y jugadores, que se suman a la adición de varias selecciones nacionales.

image post

Por su parte, PES 2013 nunca tuvo suerte con este tema del licenciamiento, razón por la que solo disfrutaremos de tres ligas “reales”: la francesa, la holandesa y la española. Mientras tanto, nos encontraremos con ligas parcialmente licenciadas (en las que ciertos clubes y/o jugadores son ficticios) así como con combinados nacionales  que solo conservan el nombre del país y poco más.

Aunque pueda parecer accesorio, la cuestión del licenciamiento es crucial para el éxito de un juego de este calibre. Y ello siempre ha sido la mancha negra en el CV de PES, algo nunca ha sabido resolver y que posiblemente tenga mucho que ver con la reducción en su popularidad.

Observaciones finales

Al releer lo escrito hasta acá me doy cuenta que la conclusión con respecto a cuál de los dos juegos me gustó más se cae de maduro. Sucede que FIFA 13 me brindó la experiencia absorbente y realista que buscaba, aunque llegar a que la misma resulte gratificante me tomó un buen tiempo de aprendizaje.

Por otro lado, PES 2013 me divirtió y me enganchó desde el momento cero, cortesía de unos controles más simplificados que los de su archienemigo y un ritmo más vertiginoso que hace que el fútbol sea más entretenido. En cierto sentido, el título de Konami parece tomarse las cosas con más liviandad mientras que para el de EA pareciera que no solo lo divertido del deporte tiene que ser captado, sino también su dramatismo, su frustración y hasta aquellos momentos en que la jugabilidad es tan pobre que nos duele los ojos de solo verla.

Así las cosas, mi sugerencia es FIFA  13, pero si las confrontaciones entre videojuegos me han servido de algo es para entender que puedo ser crucificado por expresar mi opinión de forma tan contundente. Por tanto, lo de siempre: prueben, vean y prueben de nuevo. Total, probar no cuesta nada.

Y tú ¿con cuál te quedas? ¿Es FIFA 13 mejor que PES 2013?

13
sep
2012

Programas Recomendados

icono programaFIFA 13 Descargar
icono programaPES 2013 Descargar

3 pensamientos en “FIFA 13 vs PES 2013: ¿cuál es el mejor juego de fútbol?

  1. Pingback: F1 2012: alcanza velocidades extremas con la demo del popular juego de carreras | Juegos

  2. Pingback: Ramona Kuhry

  3. Pingback: Porfirio Johnosn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>