Los amantes de los juegos de carreras están de parabienes. Sucede que algunas de las sagas más populares del género han lanzado nuevas entregas (o están a punto de hacerlo) y muchas de ellas son sencillamente espectaculares. Entre todos estos nuevos títulos, encontramos dos que se destacan por poseer características similares: ambos son parte de una franquicia de renombre y los dos se despegan de la fórmula que hizo que la saga fuera popular en primera instancia.

Así, Ridge Racer Unbounded y DiRT Showdown nos muestran los dientes y nos presentan montones de adrenalina tras el volante con un único objetivo en mente: la destrucción del adversario. Por supuesto, existen algunas mínimas diferencias más allá de este terreno común, por lo que ahora haremos una breve comparación entre estos dos títulos de temática muy similar.

Historia

La primer diferencia que existe entre ambos juegos consiste en la inclusión de una historia. Dada esta suerte de reinvención de la franquicia a la que se apunta con este título, Ridge Racer Unbounded cuenta con una campaña para un solo jugador en donde controlarás a un joven piloto que desea demostrar su valía para formar parte de los Unbounded, un grupo de conductores temerarios que gustan de la velocidad y de la destrucción, y que dominan a Shatter City.

image post

DiRT Showdown, por su parte, no nos ofrece ningún tipo de trasfondo para lo que sucede en la pantalla. Aquí, simplemente correrás por placer y diversión más que por un fin determinado. Sin embargo, ello no quiere decir que DiRT sea menos que Unbounded en este respecto. Ello se evidencia en la pobreza de la historia del segundo, la cual se diluye a medida que avanza el juego y que termina mostrándose como lo que realmente es: una trama para justificar la destrucción que acaba por diluirse en la nada misma.

image post

Controles

Siempre supimos que ambas sagas se centraban en las carreras de tipo arcade, favoreciendo la sencillez de sus controles y el frenesí de las competiciones. Por supuesto, tales características dicen presente en ambos juegos, aunque de forma ligeramente diferenciada.

Por un lado, Ridge Racer Unbounded ha dejado de lado esa “limpieza” en sus controles y esa facilidad para manejar cada uno de los vehículos. Ahora el número de posibilidades se ha reducido aunque el nivel de exigencia a la hora del pilotaje no ha disminuido.

Por el contrario, derrapar, doblar y sobrepasar será una tarea desafiante, ya que deberemos controlar todos los aspectos de forma manual y de principio a fin. Lamentablemente, la respuesta de los coches deja que desear, lo que complica innecesariamente al juego.

Podemos encontrar a DiRT Showdown en la vereda opuesta. Allí donde Unbounded nos dificulta el manejo, DiRT lo convierte en una delicia. Ello es fruto de unos controles precisos y con una respuesta notable que nos permitirá realizar todo tipo de maniobras con un nivel de dinamismo notable.

Sistemas de competición

Pese a que estamos hablando de juegos diferentes, el sistema de competencia de ambos es igual. No similar: igual. Es decir, lo importante aquí la obtención de puntos para mejorar los vehículos propios así como para desbloquear nuevos eventos en donde correr.

Para lograr tan necesarios puntos, ambos juegos ofrecen la misma premisa: correr carreras para finalizar entre los 3 primeros, quienes se repartirán los puntos en juego entre sí. La diferencia radica en que Ridge Racer Unbounded provee una forma diferente de ganarlos: mediante la destrucción de los oponentes y de la ciudad así como la utilización de atajos.

image post

Ello se logra mediante la utilización de un elemento clave (que también dice presente en los dos títulos): el turbo. En Ridge Racer Unbounded, tal turbo se representa con una barra que se llena a medida que haces trucos, tomas atajos y destruyes autos y edificios (algo que, paradójicamente, se logra únicamente a través del turbo).

En DiRT Showdown, por el contrario, encontraremos que el turbo solo nos sirve para la destrucción y para acelerar buscando los primeros puestos. Además, en este juego, la barra de turbo se llena de forma automática y paulatina.

image post

Modos de juego

Y siguen las similitudes. Los modos de juego en Ridge Racer Unbounded y DiRT Showdown se asemejan notablemente hasta el punto de parecer calcados. En tal sentido, los dos títulos cuenta con un modo en solitario que encuentra variedad en los eventos que presenta mientras que ambos también invitan a la competencia multijugador en línea.

Así, el modo en solitario te presentará diferentes tipos de carrera, que incluyen algunas variantes muy típicas para el género: eliminaciones, 8 Ball, dominación, entre otros. Por su parte, DiRT Showdown añade un modo extra llamado Joyride, el cual es un modo de un solo jugador. En él, podrás deambular por dos niveles de gran extensión para ensayar trucos y probar coches, una modalidad algo útil pero que agota su encanto rápidamente.

En cuanto al modo multijugador, los dos juegos poseen sus parecidos y sus diferencias. Entre los primeros, encontramos que podremos jugar en línea en los modos de un solo jugador. Entre las diferencias, encontramos que DiRT Showdown añadirá dos modos extra (variaciones sobre el clásico capturar la bandera) mientras que Ridge Racer Unbounded nos permitirá crear nuestras propias pistas para correr con otros jugadores online.

Extras

Si bien no hay grandes sorpresas en ninguno de los dos títulos, ambos cuentan con ases bajo sus respectivas mangas. En DiRT Showdown nos topamos con un modo multijugador local, en el que jugaremos a pantalla dividida a cualquiera de los modos presentes en el juego. Por su parte, el extra de Ridge Racer Unbounded es mucho más jugoso: un editor de circuitos.

Aunque parezca que el segundo saca una luz de diferencia gracias a su editor, la verdad es que esto se relativiza. Ello se debe a que tal herramienta puede resultar compleja y confusa, especialmente para los principiantes. Así, crear nuestras propias pistas puede resultar una tarea difícil pero por lo menos tendremos el consuelo que miembros de la comunidad de jugadores compartirán sus creaciones, extendiendo la diversión.

Inteligencia artificial, gráficos y sonido

Los tres puntos finales a tocar aquí son muy importantes para el éxito (o fracaso) de un juego de este tipo. En tal sentido, la inteligencia artificial de ambos títulos resulta bastante desafiante (algo totalmente bienvenido) que, sin embargo, parece extremadamente tramposa en muchos momentos. Así, en ambos juegos encontramos que nuestros oponentes parecieran estar siempre un paso adelante nuestro, aun cuando se supone que estén en igualdad de condiciones.

En cuanto a los gráficos, no hay muchas sorpresas. Los dos juegos cuentan con gráficos detallistas y logrados, aunque los de DiRT Showdown parecieran mejor trabajados (además de mucho más realistas). Por su parte, Ridge Racer Unbounded tiene una estética más futurista y oscura, aunque tiende a repetir ciertas texturas y objetos.

image post

Asimismo, los coches también presenta diferencias. Aun cuando los vehículos de ambos títulos se hayan inspirado en coches reales, los de Ridge Racer Unbounded siguen esa estética futurista y única que se ha convertido en una marca distinguible de la franquicia. Los de DiRT Showdown, en cambio, aparecen como unas replicas de los reales, aunque por cuestiones de licencia no lleven sus nombres.

Finalmente, el aspecto sonoro, que es impactante en ambos juegos, aunque lejos están de ser perfectos. Por el lado de DiRT Showdown, el sonido aparece como variado y fiel a los vehículos reales, aunque tal vez un poco chatos. En Ridge Racer Unbounded encontraremos una música imbatible perfectamente seleccionada que contrasta con lo genérico de los audios de sus coches.

image post

Conclusiones

Para ser directo y no andar con vueltas, estamos frente a dos juegos que son prácticamente idénticos. Las diferencias entre ellos son pocas y mínimas, y se compensan y balancean casi matemáticamente. Así, la imperfección de uno encuentra su solución en el otro y viceversa.

En definitiva, ambos títulos son muy recomendables para pasar un rato de diversión destruyendo coches y conduciendo a altas velocidades. Tal vez Ridge Racer Unbounded tenga un mayor valor en términos de cuánto podrás disfrutar de él antes de aburrirte (cortesía del editor de pistas) pero puede desilusionar a los fanáticos de la saga, la cual se ha caracterizado por las características opuestas a las presentadas aquí.

Por su parte, DiRT Showdown es una alternativa ideal para los que no quieran luchar con los controles y deseen un ritmo frenético y un dinamismo marcadísimo. Pero, por supuesto, esta tan solo es mi opinión. Por ello, te invito a descargar DiRT Showdown y Ridge Racer Unbounded y así sacar tus propias conclusiones.

31
may
2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>